Tratamiento del exceso de sudor

La hiperhidrosis tiene un alto impacto sobre la rutina diaria. El exceso de sudor generalizado o localizado en manos, pies, cara o axilas deteriora la calidad de vida de forma importante a un 3% de nuestra población.  

En Canarias Dermatológica somos especialistas diagnóstico completo de la hiperhidrosis, descartando posibles causas internas y aplicando los tratamientos más eficaces a cualquier paciente que nos consulte mediante toxina botulínica, iontoforesis, medicación oral o lipoláser Precision Tx.

 Pide cita.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Qué es la hiperhidrosis?

El sudor es la forma que tiene nuestro organismo de eliminar algunas sustancias de deshecho y regular la temperatura interna. Sudar es algo completamente normal cuando hacemos deporte, entramos en ambientes calurosos o realizamos un sobreesfuerzo.

Sin embargo, hay personas que sudan en situaciones no consideradas ‘normales’ y sufren lo que se conoce como hiperhidrosis. Se trata de una situación en la que se produce un exceso de sudor superior a lo normal para unas condiciones determinadas.

La hiperhidrosis, que afecta al 3% de la población, puede manifestarse en toda la superficie corporal o sólo localizarse en axilas, palmas de las manos o plantas de los pies. 

Cómo se logra diagnosticar

Para poder ofrecer un tratamiento satisfactorio es capital hacer un correcto diagnóstico. En la primera visita se darán los primeros pasos para establecer las posibles causas del exceso de sudor, requiriendo en ocasiones evaluaciones analíticas de sangre, orina y pruebas de imagen como radiografías. 

Basándonos en el grado de afectación y en la localización del exceso de sudor se optará por tratamientos tópicos, como antitranspirantes, o fármacos orales, como la oxibutinina. 

El tratamiento de la hiperhidrosis

En base a la afectación y el grado de la hiperhidrosis se individualizará el tratamiento, pudiendo recomendar infiltraciones con toxina botulínica, sesiones de iontoforesis, medicación oral o tratamiento quirúrgico.

Iontoforesis

Antes de comenzar con tratamientos orales se recomiendan iniciar sesiones de iontoforesis con el Hidrex PSP1000.   

Consiste en sumergir la zona afecta en un recipiente con líquido a través del que fluye una corriente eléctrica. El paciente solo nota un ligero hormigueo en la zona tratada.   

Infiltración con toxina botulínica

La infiltración de toxina botulínica es una opción para el tratamiento del exceso de sudor. Esta sustancia inhibe la activación por parte del sistema nerviosos de las glándulas sudoríparas.  

 

El exceso de sudor se puede producir por motivos farmacológicos, neurológicos, endocrinos, tumorales o infecciosos. Realmente no existe una causa definida, aunque se habla de un componente hereditario.

La hiperhidrosis se produce como consecuencia de la hiperactividad de los nervios que envian señales a las glandulas sudoríparas. Esto se sucede en momento de relax, en los que el paciente no está realizando ninguna actividad o sobre esfuerzo. El estrés o la ansiedad pueden empeorar la sudoración.

También hay otros factores que pueden provocar el exceso de sudoración como la diabetes, tipos de cáncer, un ataque cardíaco, trastornos del sistema nervioso, los sofocos d ela menopausia o ciertas infecciones.

Sudar es algo totalmente normal, sobre todo cuando realizamos deporte o un esfuerzo físico, también cuando nos encontramos en ambientes calurosos o en situaciones de estrés. Sin embargo, cuando la sudoración excede de lo considerado normal hablamos de hiperhidrosis. Estos son los síntomas que alertan de la misma:

– La sudoración afecta a la rutina diaria

– Puede ocasionar problemas de confianza y autoestima

– Repentinamente y sin realizar ningún esfuerzo se suda más de lo nromal

– Sudor durante la noche sin motivo

La hiperhidrosis se puede diagnosticar y tratar para que frene su impacto en la calidad de vida de quien la padece. Sin embargo, si no es tratada puede ocasionar complicaciones en el estado de salud. Una de las complicaciones es la aparición de infecciones, ya que las personas que sudan en exceso tienen un mayor riesgo de sufrir infecciones en la piel.

También va tener un alto impacto en la vida social y laboral y en el plano emocional del paciente. Tener las manos, los pies, la cara o la ropa mojada durante todo el día afecta a su confianza.

La Dermatología, al igual que otras especialidades médicas, tiene como objetivo prevenir enfermedades, además de diagnosticar y tratar las patologías con el fin último de mejorar la calidad de vida de las personas.

En nuestra clínica contamos con los mejores profesionales y las últimas tecnologías para dar solución a todos los problemas de la piel y del pelo de nuestros pacientes.

Algunas recomendaciones para evitar sudar en exceso:
– Evita los ambientes excesivamente calurosos
– Utiliza ropa no ajustada
– Utiliza ropa de algodón o de material que transpire
– Uitliza calzado abierto o plantillas que absorban el sudor
– Evita el estrés

Contacta con nosotros

Si estás interesado, déjanos tus datos de contacto.

Deseo recibir información sobre las novedades y promociones de Canarias Dermatológica