Unidad de Acné

El acné es una afección cutánea común, que no solo afecta a adolescentes sino también a adultos. Esta enfermedad dermatológica puede causar trastornos psicosociales, además de dejar cicatrices en la piel.   

En la Unidad de Acné de Canarias Dermatológica contamos con los últimos tratamientos y la tecnología más avanzada para eliminar el acné y recuperar una piel radiante.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Por qué aparece el acné?

Las investigaciones efectuadas sobre el acné lo asocian con los cambios que ocurren durante el desarrollo, cuando se pasa de la niñez a la adolescencia (pubertad).

Las concentraciones crecientes de hormonas durante la pubertad causan que las glándulas sebáceas (oleosas) de la piel se agranden, un fenómeno que se observa en áreas donde el acné es más común (la cara, la parte superior de la espalda y el pecho). La afección es activada por hormonas, presentes tanto en varones como en mujeres.

Las glándulas sebáceas producen una sustancia oleosa, denominada sebo, que se vacía a través de las aberturas de los folículos y se deposita en la superficie de la piel. 

Acné juvenil

Esta patología la pueden presentar tanto personas jóvenes como adultos. Se trata de una afección cutánea común, que afecta, hasta cierto punto, a la mayoría de los adolescentes. Se estima que casi el 80% de los jóvenes de entre 11 y 18 años tienen acné. 

Esto se debe a que en esta etapa de la vida se suceden cambios hormonales, concretamente hay un incremento de la testosterona tanto en los chicos como en las chicas. 

Los primeros signos del acné aparecen a partir de los 11 años, incluso en casos precoces pueden llegar a aparecer desde los 7-8 años. El joven observará que los primeros granos aparecen en la zona de la frente y, posteriormente, comienzan a surgir en la nariz, mejillas y barbilla. 

Acné adultos

El acné está asociado a los jóvenes, sin embargo, no se limita a personas de una edad en concreta. Los adultos de 20 a 30 años, y a veces hasta de 40 a 50, también pueden desarrollarlo. Hoy en día el 40% de los adultos mayores de 25 años tienen acné y casi la totalidad de ellos son mujeres.  

Durante la adolescencia el acné surge como consecuencia de un cambio hormonal. En cambio, en la edad adulta existen numerosas causas que puedan dar lugar a su aparición. En las mujeres puede surgir por un cambio de tratamiento anticonceptivo, tras suspender la toma de píldoras anticonceptivas, cambios hormonales, la predisposición genética, el tabaquismo, el maquillaje inadecuado o el estrés. 

El acné tardío causa un alto impacto tanto físico como psicológico en quien lo padece ya que pueden quedar marcas o cicatrices de los granos o sufrir depresión o ansiedad. 

Tratamiento del acné en Canarias Dermatológica

El tratamiento para el acné tiene como objetivo mejorar las lesiones y eliminar la causa que lo desencadena. Quienes realizan este tipo de tratamientos deben ser pacientes ya que el acné no responde inmediatamente a la medicación. 

Por lo general, deben pasar entre tres o cuatro semanas para que el paciente comience a notar la mejoría. Esto, siempre y cuando, el tratamiento que se le prescribe sea bien tolerado. 

En nuestra Unidad se analiza cada caso de manera única y personalizada para alcanzar los objetivos de forma exitosa. Además, se trata a los pacientes con acné según determinados perfiles permitiendo establecer diferentes estrategias diagnósticas y terapéuticas específicas. 

Tratamiento del acné juvenil

A la hora de pautar o establecer el tratamiento adecuado para el acné de los jóvenes es necesario comprobar si este es cicatricial o no cicatricial.  

En el primer caso el tratamiento se combinan estos tratamientos:  

  • Isotretinoina oral. Es el fármaco oral más eficaz hoy en día para el abordaje de pacientes que presenten un acné moderado o severo.  
  • Terapia Biofotónica. Tal y como se explica en esta página, es un tratamiento que acaba con el acné mediante un sistema de conversión de la luz que estimula celularmente la reparación de la piel.  
  • Láser cicatrices. Las cicatrices del acné se pueden corregir mediante diferentes tratamientos, uno de ellos es el láser fraccional no ablativo 1540 nm. Su finalidad es generar nuevo colágeno y reepitelizar la piel.  
  • Tratamiento médico. El dermatólogo determinará cual es el tratamiento idóneo.  

Cuando no es cicatricial es mucho más sencillo de tratar ya que solo requiere un tratamiento médico y la realización de un peeling salicílico, es decir, una leve exfoliación de la piel.  

Tratamiento del acné en adultos

En el caso del acné persistente en adultos el tratamiento es similar al del acné juvenil, pero con matices. En estos pacientes se combina la toma de isotretinoina oral, que como hemos mencionado es altamente eficaz en acné moderado y severo.  

También será necesario realizar varias sesiones de Terapia Biofotónica, que utiliza la energía de la luz fluorescente con el objetivo de estimular los mecanismos de reparación propios de la piel y aumentar la producción de colágeno. De esta forma consigue reducir las cicatrices y el acné.  

Por último, el dermatólogo puede aconsejar tratamientos o pautas a implementar en el día a día para mejorar la salud cutánea. 

 

Técnica Biofotónica para el acné

La terapia biofotónica es un exclusivo tratamiento para el acné que solo está disponible en Canarias Dermatológica. Este innovador tratamiento es altamente seguro, ya que se realiza en la superficie de la piel y no es absorbido ni metabolizado por el organismo. Su eficacia ha quedado demostrada en los excelentes resultados obtenidos en pacientes que padecían acné moderado y severo.

¿En qué consiste la terapia biofotónica?

Está compuesto con un sistema de conversión de la luz que estimula a nivel celular los mecanismos de reparación de la piel y normaliza su actividad celular. Este tratamiento al mismo tiempo que trata el acné, también estimula la producción de colágeno favoreciendo así la reparación de las cicatrices ocasionadas por el acné.  

¿Cómo funciona?

Este tratamiento combina la aplicación de un gel foto conversor con una lámpara LED de longitud de onda múltiple. El gel es fundamental para que penetren en la dermis longitudes de onda. Tras nueve minutos se procede a retirar el gel.  

Durante el tratamiento el paciente sentirá calor en la piel, pero es tolerable. Al finalizar la sesión es normal que la piel podría esté enrojecida y se produzca hiperpigmentación o una leve decoloración de la pilosidad, que desaparecerá en varios días. En cualquier caso, son efectos leves y sólo se producen en un 5,6% de los casos.  

Por lo general, esta terapia necesita realizarse dos sesiones semanales durante un periodo de seis semanas. Se puede aplicar en todo tipo de acné, incluso en los más severos.  

  • No tapes el acné con maquillaje porque tapan aún más los poros y pueden empeorarlo. Utiliza solo productos recomendados por tu dermatólogo.  
  • Evita la acción directa del sol. En un primer momento puede que el sol “seque” los granos, pero el bronceado aumenta el espesor de la dermis y “entierra” los quistes y comedones a mayor profundidad. Al regresar de vacaciones estas lesiones van a volver a aparecer con más intensidad.  
  • Utiliza factores de protección solar libres de sustancias comedogénicas no grasos que te indique tu dermatólogo.  
  • Cambia la funda de la almohada con frecuencia 
  • Aunque la dieta no influye mucho, intenta evitar chocolates, frutos secos (pipas, almendras, maní, pistacho), mariscos, quesos fuertes (roquefort, camember, etc), bebidas de cola, cerveza, vino y licores porque empeoran temporalmente el acné. 
  • El estrés puede empeorar el acné.
  • Evita apoyar la mejilla o frente sobre las manos.  
  • Estos medicamentos pueden empeorar el acné: cortisona, isoniacida, sales de oro, hidantoinas, sales de litio, vitamina B12, cloro, bromo, yodo. 

Las glándulas sebáceas están conectadas a un canal que contiene un pelo (el folículo). El material oleoso parece estimular el recubrimiento interior del folículo haciendo que las células se desprendan con mayor rapidez y se adhieran entre sí, obstruyendo la abertura cutánea del mismo. Además, la mezcla de material oleoso y células fomenta la proliferación de las bacterias presentes en los folículos las que producen compuestos químicos que pueden lesionar su pared. 

El acné puede dejar marcas o cicatrices en la piel del rostro que generan un trastorno emocional en quien lo sufre. En la Unidad de Estética Facial contamos con los tratamientos más avanzados para mejorar el aspecto estético de la piel, al mismo tiempo que cuidamos la salud de la misma.

Contacta con nosotros

Si estás interesado, déjanos tus datos de contacto.

Deseo recibir información sobre las novedades y promociones de Canarias Dermatológica